miércoles, 13 de febrero de 2019

 ¡QUE ME MIREN!
COSAS DE UN MACHO CORNEADOR.
            Soy un macho corneador y ¡me encanta que me miren! He estado con algunas parejas con los que lo he pasado muy bien y creo que ellas también. En todas ellas el marido no está para que le humille yo o su esposa, solo está como voyeur, como mirón. 

             Para mí, creo que es genial y lo admito con sumo gusto, y todo ello porque me gusta que me miren. ¡Ser observado por un esposo mientras follo con su esposa es para mí muy, pero que muy caliente! Cada uno de nosotros tenemos nuestra perspectiva única sobre lo que nos gusta ver o qué queremos ver, y que cosas nos excitan más.
             Estuve con una pareja en la que al marido le encantaba tomar muchas fotos. Las cámaras no me gustan, me ponen nervioso y no disfruto. Otra pareja con la que estuve, el marido se sentó en una silla al lado de la cama, se levantaba y volvía mientras jodíamos y nos alentaba y hacía comentarios sobre lo mucho que le gustaba lo que veía. El estímulo verbal de un esposo agradecido es un buen estímulo.
              Luego tuve un marido que no ocultó en absoluto que le gustaba mirar mi polla.  Desde el momento en que entré por la puerta, su atención se centró en mi entrepierna. Me miraba de una forma muy intensa. Cuando su mujer me la chupaba él no apartaba la vista y su mirada era de una satisfacción total y plena. Es difícil expresar con palabras lo intensa e inquisitiva qué era esa mirada. Siempre que veía mi polla, él estaba muy feliz.
              Para mí, siempre ha sido sorprendente presenciar el poder que tiene una polla dura no solo sobre una mujer sino también sobre otro hombre. Hablamos mientras jodí a su esposa. Le gustaba ver la acción de cerca. Una de las cosas que le gustaba y me gustaba era cuando la follaba lentamente.
  Es decir, empujaba mi polla dentro de ella lentamente, centímetro a centímetro, luego le daba varios golpes fuertes, luego la sacaba del todo para que pudiera verla cubierto con su jugo.
  Luego repetía el proceso. Él pediría este proceso a menudo. Con gusto repetí esto todo lo que él quiso en cada sesión con su esposa.
 

 ¡Siempre me aseguré de que estuviera en condiciones de obtener una buena vista! ¡Eso es muy importante para mí!
             Recuerdo una joven pareja con la que nos bañábamos desnudos en su piscina y el placer que sentía el marido haciéndome fotos junto a su esposa. Ella disfrutaba también pero no de ver la polla, sino de sentirla en su interior.

viernes, 8 de febrero de 2019

TALKIES
 
 

 
 

 
 

 
 

 
 

 
 

 
 

 
 

 
 

 
 

 
 

 
 

 
 

 
 



domingo, 3 de febrero de 2019


COMIENDO EL ESPERMA DE OTRO HOMBRE
Este es otro elemento básico de la fantasía de un cornudo: Comer el coño de tu esposa después de que ha estado jodiendo con otro hombre. Es emocionante y humillante. La idea de comer semen (tuya o de otro hombre) es emocionante, a menos que ya te hayas corrido. Entonces la emoción se ha ido. El truco es hacerlo antes de que eyacules.
Notarás un sabor viscoso, salado, cuando tu lengua toque por primera vez el semen. Cuanta más cantidad haya más notarás la viscosidad del mismo. Es un sabor desagradable, asqueroso. Si el semen es de otro hombre es aún más desagradable.
¿Y si el semen no está en su coño? ¿Y si está en otra parte de su cuerpo? No hay mucho placer para ella en este caso, y solo puedes apreciar el sabor salado y viscoso, sin que esté mezclado con los flujos de su cuerpo. El placer es solo mental, psicológico, tanto para ella como para ti.
¿Qué pasa si es semen de otro hombre? Ésta es realmente la raíz de la fantasía de comer del coño de tu esposa.  Es algo totalmente nuevo, pues se agrega humillación a ese acto. Después de todo, no estás comiendo tu propio semen ahora. Este es el semen de otro hombre, otro hombre que acaba de terminar de tener relaciones sexuales con tu esposa.
Quizás puedas sentir que este es el momento más humillante a los ojos de tu esposa. Realmente el acto de comerte la leche de otro hombre del coño de tu esposa es un poco degradante, y ella puede verte de una manera diferente mientras lo está haciendo (y tal vez después).
Por supuesto, la humillación total es ser casi forzado a comer su coño lleno de leche de otro. Tu esposa sostiene tu cara contra su coño y mientras ella empuja le leche que tiene dentro contra tu boca, disfrutando del acto de humillarle de esta manera.
Si lo que te gusta es la humillación este es un momento cumbre.
También es muy excitante, y con una buena dosis de humillación, el momento en que tu esposa hace contacto visual contigo cuando tiene relaciones sexuales con otro hombre, y es un momento increíble cuando te mira y está profundamente mamando la polla de otro hombre. Ella está diciendo "¡Sé que estás viendo esto, y voy a darte un espectáculo!"
¿Y si tu esposa ha sido una de esas mujeres que estaban disgustadas por la idea de tragar el semen? Sin embargo, se traga el semen de otro hombre ahora. ¿Qué pasa si ella dice que no cuando le preguntas si va a empezar a tragarse tu semen ahora? Supones con mucha razón que eso lo reserva para otros hombres solamente. ¡Una humillación más!
 

miércoles, 30 de enero de 2019


SIMBOLOS CORNUDOS
Cosas de la esposa

            Ya sois una pareja que ha elegido el modo de vida cornudo. Ya tenéis experiencia y llevais un tiempo practicando. ¿Se lo decís a vuestros amigos ? ¿Se lo decís a alguien ?
        Es obvio que la decisión puede tener consecuencias graves en el terreno personal y emocional e incluso llegar a tener consecuencias laborales.
        Hay parejas que desean mostrar públicamente y de forma más o menos permanente su condición de pareja cornuda con un tatuaje más o menos visible o con una cadena de tobillo que se puede quitar y poner fácilmente dependiendo de las circunstancias. Los tatuajes pueden ser temporales y utilizarlos también según convenga.
         Utilizar símbolos cornudos se hace para dar a conocer de forma explícita que la esposa está dispuesta a mantener relaciones sexuales con otros hombres y que la pareja mantiene una relación cornuda, lo que quiere decir que el marido da su consentimiento.
        Cuando la esposa se decide por el tatuaje, y antes de proceder a una versión final, es mejor tratar con los tatuajes temporales y pensar cuidadosamente sobre el lugar donde desea que aparezca.
          Hay quien piensa que tal vez es mejor tener uno donde sólo las personas que la contemplan desnuda puedan verlo.  Pero hay que tener presente que, si se hace un tatuaje en el monte de Venus o en la nalga, por ejemplo; lo va a ver un hombre cuando ya está teniendo relaciones sexuales con la esposa y ya solo es un simple adorno. 
           Personalmente me pongo tatuajes (que en realidad son como pegatinas) o pulseras de tobillo cuando mi marido y yo vamos a ir con otro hombre o quiero ligar con alguno para irme a la cama con él.
           Es muy excitante para mi marido y para mí, verme con un tatuaje en la pierna, el pecho, la cintura, etc. Cuando los hombres me miran ¿saben todos lo que significan esos símbolos?  Si lo saben ya tenemos muchísimo camino recorrido y si no lo saben pues no pasa nada de particular.
Si lo sabe otra mujer es porque ella también pone los cuernos a su marido y normalmente no se atreve a decir nada. Si me dicen algo siempre puedo decir que me he puesto la pegatina como algo gracioso con un toque picarón (pero siempre sin decir cuál es mi verdadera intención).
Al principio de nuestra relación cornuda pensé que nunca usaría uno de esos símbolos cornudos. Ahora pienso que “nunca hay que decir nunca”.

domingo, 27 de enero de 2019


IMAGENES 
                  Los sábados el amante de mi esposa suele venir a cenar y luego pasa toda la noche en la cama matrimonial con ella. Ella es una anfitriona ideal. Se pone su uniforme de camarera y sirve la cena. El lazo del mandil alguna vez se engancha en alguna mano y deja libre su hermoso coño. Disfruto mucho viéndola así, tan cojonuda, tan apetecible, y pienso mucho en cómo va a disfrutarla su amante y con qué gusto mis cuernos van a ser más grandes.
 
         El amante de mi esposa hace chistes y comentarios jocosos al ver que mi polla se pone tiesa mientras lamo el coño de mi mujercita preparándosela para él. Pero cuando ve que mi esposa está lista para joder me ordena que me retire. En estos momentos solo su polla es la que entra en ese coño tan bien preparado y tan bien lubricado. Yo tendré que hacerlo cuando él dé por terminada la sesión

 
            En ocasiones mi mujer y yo vamos a clubs de intercambio o discotecas que tienen fama de ser lugares de ligue. Cuando está sola mi mujer no tarda mucho en ligar con algún hombre que le gusta. Al acercarse a mí para presentarme a su amigo, alguno de ellos se echa para atrás. Con este gesto mío de sacarle una teta casi todos entienden que doy mi aprobación para que se vayan a follar. Probadlo, ya veréis que buen resultado da.

           

         A mi esposa se le ponen los pezones así de marcados cuando está muy excitada. Ahora lo está porque su amante viene para casa. Y me los enseña para que yo empiece a disfrutar del espectáculo que me espera.

martes, 22 de enero de 2019


CUERNOS: El símbolo del cornudo 

        Si buscas cualquier historia acerca de un cornudo, inevitablemente te encontrarás con una imagen de un hombre con lo que parece ser cuernos de ciervo en la cabeza. Este es el signo de un cornudo, y es una alusión a los hábitos de apareamiento de un ciervo, que pierde su pareja cuando es derrotado por otro macho. Algo irónico, ¿no? 
         Cuando alguien imita los cuernos en la cabeza de un hombre con sus dedos, indica que la persona es un cornudo, al menos en la mente del que los pone. Dependiendo de cómo se sienta ese hombre acerca de que se divulgue a los demás que hay a su alrededor, que es un cornudo o no, la persona que hace ese gesto puede o no puede tener un problema.
         Ahora veamos otra versión del gesto. Si alguien sostiene los 2 dedos de una mano, como en la imagen de arriba, eso indica a la persona a la que se dirige que sienten que esa persona es un cornudo.

        El símbolo también puede usarse como una forma de humillación. Si estás viendo a tu esposa follar con otro hombre, y ella te hace el signo de los cuernos, entonces te está diciendo dos cosas. Ella está pensando en ti, y ella te está recordando que eres un cornudo.
         Hacer el signo mientras ella está jodiendo con otro hombre es sólo otra forma de humillarte mientras está con él. Ella quiere que sepas que es plenamente consciente de que la estás viendo tener sexo con otro hombre, y ella quiere humillarte al mismo tiempo. ¡En la mayoría de los casos, eso es exactamente lo que quieres que haga!
         Un signo aún de más humillación es cuando el otro hombre (o los hombres) te hace el signo mientras están teniendo relaciones sexuales con tu mujer. Es su manera de comunicarte que ha tomado lo que es tuyo y que te ha convertido en un cornudo.
         Un hombre que folla con tu esposa puede disfrutar de dos cosas: una, de joder con ella; otra, de humillarte por el hecho de joder a la mujer que es tu esposa.
         Si te hacen el signo de los cuernos, disfruta de él. Ella o el hombre que la está jodiendo están pensando en ti en ese momento.

viernes, 18 de enero de 2019


CONFESIONES DE MACHOS CORNEADORES
            Siempre sentí curiosidad por lo que podrían pensar y sentir los hombres que jodían con mi mujer. Con algunos de ellos he tenido conversaciones al respecto, y a medida que iba sabiendo más mi curiosidad ha ido en aumento. He conversado con otros amigos también cornudos y he leído con avidez lo que he podido sobre el tema. Aquí están una serie de reflexiones de machos corneadores. Algunas son sorprendentes por lo inesperadas. Espero que os gusten.
        - CREO que lo más sorprendente de lo que me he dado cuenta es cuán cerca están los maridos y las esposas cuando me convierto en parte de sus vidas. Realmente disfruto ver a las parejas que pueden haber estado luchando por encontrar un estilo de vida y luego llegar a ver cómo redescubren su pasión por el otro.
        A mí me gusta construir una relación física y emocional con mujeres que son nuevas en el estilo de vida. Me encanta cuando cambian de 'hacerlo por su marido' a 'hacerlo por sí mismas'. Cuando una esposa lo hace, comienza a averiguar mucho sobre ella misma. Finalmente es libre para realmente entenderse a sí misma. Por supuesto, el cornudo saca tanto provecho de esta transición: antes de la transición no es realmente un cornudo ya que él tiene el control. El control pasa a la esposa cuando ya no busca permiso o aprobación de su marido.
        Al final del día, a veces estoy celoso del cornudo porque tiene lo que no tengo: una esposa que lo ama. Siempre me he preguntado si probaría el estilo de vida cuando encuentre una compañera. Sólo el tiempo dirá.
 

         - YO SIEMPRE intento ir a donde lleva la pareja cornuda. La pareja en la que estoy ahora el marido dice que realmente no es un cornudo, pero con una especie de vergüenza mientras acaricio a su esposa delante de él después de que ella haya apartado sus manos. Es mi manera de decirle " ahora es mía ". Él ha dicho que no le gusta tocar a otro hombre, sin embargo, una y otra vez ha acariciado y guiado mi polla hacia su esposa ... hasta el punto de haber acariciado mis bolas mientras ella y yo hemos tenido relaciones sexuales. Él disfruta lamiendo su clítoris mientras follamos y, sin dudarlo, lamió la longitud de mi polla cuando casi saqué toda la polla para metérsela de nuevo. Es un buen anfitrión que se asegura de tener siempre a mano mi bebida favorita ... y va tan lejos como para incluso preparar la cena para su esposa y para mí. Intenta actuar como un macho Alfa, pero los dos sabemos que su inclinación sumisa sale cuando estoy con ellos. Soy respetuoso de sus límites siempre que tengan claro a dónde quieren que vayan las cosas. Los veo como una pareja trabajadora y cariñosa que es lo suficientemente fuerte como para vivir sus deseos y me alegra que me hayan elegido para formar parte de sus vidas.
 

        - EL COMPORTAMIENTO del marido varía de unas parejas a otras. Algunos están muy involucrados y son muy serviciales y amables, otros están allí para proporcionar a su mujer seguridad mientras jode. Y luego están los cornudos que son auténticos cornudos sometidos a su esposa sin saberlo.  Estos son los que más he tratado mientras follaba a sus mujeres.  Son los cornudos que están más que dispuestos a darte a sus mujeres para que puedas follarlas y que son felices de hacer lo que sea que tú o la mujer digan. "Cornudo, límpiame". Todo lo tienen listo para cuando llegues. Les encanta que les digas: “Siéntate ahí y mira"; eso es exactamente lo que hacen. Algunos preguntan si pueden tocarse mientras ven como jodo a su mujer, y si les dices NO, o bien se tocan porque quieren que les regañes u obedecen la orden y no se tocan.  Cada cornudo es diferente en cada situación. Incluso a veces el mismo cornudo es diferente de vez en cuando.

 

        - DISFRUTO siendo el Toro en estos arreglos de estilo de vida contemporáneos, pero tengo un cierto respeto por la pareja, especialmente por el marido. Realmente no es fácil encontrar la pareja adecuada con la que yo disfrute participando de este estilo de vida. Un macho corneador no puede olvidar que se la ha comprado en una relación establecida, para proporcionar placer al marido. La relación entre la pareja es una relación seria. El corneador es el tercero. Encontrar la pareja correcta con la actitud correcta es importante.
 

        - LAS MUJERES tienen dos necesidades: Emocionales y Sexuales. Normalmente, un hombre puede proporcionar a su mujer ambas. Sin embargo, un cornudo no puede proporcionar a una mujer la satisfacción sexual que necesita, por lo que la pareja tiene que encargar ese servicio al toro. Normalmente, el toro ya se encuentra en el extremo superior del atractivo sexual y por encima del de un macho promedio, y esto hace que el contraste entre el toro y el marido cornudo sea aún más notable. Dado que el cornudo puede proporcionar necesidades emocionales, pero no sexuales, no está haciendo nada que otra mujer no pueda hacer. Como no puede demostrarse a sí mismo que es un hombre en una cosa que diferencia a un hombre de una mujer (la capacidad de complacer sexualmente a una mujer copulando con ella) lo hace ser menos hombre y más adecuado para los roles femeninos tradicionales. Esta es la razón por la cual un cornudo comenzará a permitirle a su esposa follar con otros hombres y luego, a menudo, lentamente empezará a mostrarse sí mismo como un limpiador de la esposa, porque un cornudo es más adecuado para los roles femeninos tradicionales, como comer semen.

        - CADA relación se da en un contexto específico, esposa, marido, tiempo, lugar, … estas, y más son las variables involucradas en ese momento específico.  La habilidad del toro es hacer frente a todas estas variables en diferentes momentos. No hay un solo tipo de macho, no somos todos iguales y la chispa que aporta a la pareja el macho es diferente de una pareja a otra y de la esposa al marido. Una vez tuve una esposa chupando mi polla justo en frente de su marido mientras él estaba cocinando para nosotros. ¿Puedes creer que ese hombre, tan solo un mes antes de que esto ocurriera, estaba tan convencido de ser un macho alfa y nunca creyó que su esposa podía tocar a otro hombre? Ser un macho, para mí, no es solo follar a una mujer en cualquier momento que quiera. También es esto, pero no solo. Puedo trabajar junto con mi esposo y hacer que entiendan y estén al tanto de todos los aspectos involucrados, establezcan un diálogo y descubran qué deben hacer y a lo que deben ajustarse. Por supuesto que ha habido circunstancias en las que le dije a un marido "perro, tráeme a tu esposa ahora mismo, necesito vaciar mis bolas ya". , pero lo hice porque sabía que iba a funcionar.
 
        - PARA muchos cornudos su "trabajo" es hacer feliz a la esposa, y de paso también él es feliz. Para él es un placer hacerlo. Hacer feliz a su macho también hace más felices a todos, así que siempre está tratando de descubrir qué es lo que hace que la experiencia sea mejor para todos. Me llevo muy bien con el marido de mi pareja actual, en consecuencia, soy más o menos su amigo y él es mi servidor personal cuando acabo. Ya me conoce lo suficiente como para anticipar lo que quiero sin que tenga que decírselo. Nunca pasan más de tres veces en que yo vaya con su mujer sin que me chupe la polla., así que incluso puedo decir que adivina cuando quiero que me dé una mamada antes de que se lo insinúe.  De hecho, es muy amable conmigo. Es más amable con su esposa, por supuesto, pero para eso es su marido.