domingo, 8 de diciembre de 2019


SOBRE LOS CUERNOS
         He hecho un resumen de un artículo aparecido en una página sobre investigaciones sexuales. Me parece un magnífico artículo que da pautas muy interesantes para los que estamos metidos en este mundo de los cuernos.

         Ser cornudo es un maravilloso fantasma cerebral pero muy frecuentemente muy mal asumido por un gran número de hombres. Se podría comparar (en lo que concierne a aceptación) con la homosexualidad. No es fácil de declarar y sobre todo no es fácil decirlo a la pareja. La figura del cornudo está en total contradicción con nuestros valores judeocristianos, el marido debe proyectar una imagen fuerte y viril asumiendo la estabilidad y la armonía de la pareja y de la familia. El adulterio, es a menudo, considerado como un fracaso total y una gran fuente de humillación. ¡A un marido que le gustase ver o simplemente saber que su mujer está con otro ... es algo raro y estúpido! Y sin embargo ....
          De acuerdo con nuestros criterios socio-culturales, ¿cómo ella va a entender este deseo que crece en su marido sin ser juzgado mal?
Voy a perder la imagen positiva que tiene de mí, voy a echar a perder nuestra relación.... ¿ella va a disfrutar y hacerme sufrir?
Muchas de las preguntas parecen incontestables y demasiado arriesgadas para plantearlas. El resultado para muchos hombres es una fase de tensión psicológica y un instinto para reprimir ese deseo. Muchos quedarán en eso y perderán sus ilusiones y estarán muchos años alimentando a su frustración.
Desafortunadamente desear ser un cornudo hoy sigue siendo una fantasía marginal y totalmente opuesto a la imagen del hombre viril y protector.
        Hablarlo, sí ¿pero ya lo tengo claro?  ¿Realmente quiero tomar este camino y ver a mi esposa en los brazos de otro? 
 

¿Cómo hablar de este tema?
         Antes de responder a esta pregunta es importante saber si los cuernos son una simple experiencia que os gustaría vivir una vez con vuestra esposa o si se desea realmente esta forma de sexualidad en la relación de pareja y se quiere vivir regularmente esta forma de vida. ¿Vamos a permanecer con estas fantasías en nuestra cama matrimonial o vamos a llegar hasta que haya un amante con el que nuestra esposa va a follar?
En ambos casos, y en mi opinión, una cosa es cierta, no se apresure. Si su relación es sólida decirle a la esposa que desea que se acueste con otro hombre puede ser tomado como una traición. “Tú no me quieres ya que estás dispuesto a que me vaya con otro” Esta reacción es normal y puede suceder, ¿verdad? La razón es solamente un cambio en la visión y en el enfoque de la situación.
¿Realmente podemos pedir a nuestra esposa que lo haga sin más? Por supuesto que no, tiene que haber un deseo mutuo de búsqueda de nuevas formas de placer a partir de una fantasía, fruto del diálogo cómplice de la pareja.
Hablar a tu mujer sin vergüenza de la excitación que ella os produce en todas las situaciones de la vida cotidiana es ya una forma de confesión y sobre todo una gran ayuda para ella tranquilizándole de posibles reacciones de su marido.
 
Hablarle del placer que te provoca verla deseable para otros (miradas en la calle, etc ...) puede ser una buena manera de iniciar de forma suave un futuro diálogo sobre la posibilidad de ser una pareja cornuda. 
El mundo cornudo no está exento de riesgos y más que su práctica, la diferencia de percepción de los dos miembros de la pareja, de su forma de vivirla y de asumirla puede llegar a ser una catástrofe.
De hecho, la precipitación, la falta de comunicación y la incomprensión son, quizás, los principales factores que pueden transformar una experiencia única en una horrible pesadilla.
 

Antes de comenzar a actuar, el fantasma de los cuernos debe alimentarse en el marido en el amor pasional que le provoca su mujer, y no explicárselo es un primer y grave error. A la inversa, para la esposa el placer que recibe debe estar exclusivamente motivado por la complicidad que la lleva a maravillarse del disfrute que provoca en su marido (aunque evidentemente también estará presente el placer que ella obtiene con su amante). No explicarle bien esto a su esposo puede tener graves consecuencias.
Nuestra imaginación es el reflejo idealista de nuestros deseos, pero la realidad es a menudo muy diferente de nuestras expectativas y nos puede reservar malas sorpresas. Si es muy excitante imaginar a la esposa en los brazos de otro hombre, esto puede convertirse rápidamente en una verdadera pesadilla asumir lo ocurrido ante nuestros ojos. Igualmente, la idea de hacer el amor con otro hombre bajo la mirada amorosa de su marido es una situación más que agradable, pero ¿cómo vivir tranquila y serenamente cuando vuestra única preocupación es el miedo de su reacción y lo desconocido del “después”?
 
 
Ir demasiado deprisa a menudo es arriesgado y desagradable. El ligar en el bar o bailar lenta y arrimaditos es más recomendable que empezar metiendo una tercera persona en la cama matrimonial. Lo primero es descubrir los límites de la pareja y las satisfacciones e insatisfacciones que se obtienen.
         La elección del corneador es de suma importancia. El círculo de la familia, los amigos y gente conocida debe excluirse. Los cuernos solo los comparte la pareja y es un vínculo entre dos personas que se aman. Evitando estar con personas conocidas se evitan relaciones fuera de la cama; las relaciones fuera de la cama suelen ser causa de tensiones y problemas que rara vez es posible controlar.
         Un desconocido suele ser mejor. Una persona que vive alejada de vosotros, de una clase social diferente o incluso de una edad diferente suele dar buenos resultados.
         Es conveniente conocerse previamente y decir las cosas que se esperan lo más claramente posible: si la relación va a ser seguida o no, que es lo que se va a hacer, si el marido va a estar o no presente, etc.
 

         Y después de cada experiencia debe haber un reencuentro íntimo de la pareja, hablando de los sentimientos y emociones que ha sentido cada uno y así evitar en un futuro sentimientos frustrantes y malentendidos.

martes, 3 de diciembre de 2019

ORIGEN  FISIOLÓGICO DEL PLACER DE LOS CORNUDOS


Artículo traducido del blog “Le plaisir  des Femmes Infidèles”
            En este artículo se intenta dar una explicación científica del placer que sentimos los cornudos. Su lectura puede ser un poco ardua, pero creo que puede ser aclaratoria para aquellos de nosotros que buscan profundizar en lo que nos agrada y porqué nos agrada. No es ni mucho menos un artículo erótico. 


ORIGEN FISIOLOGICO DEL PLACER DE LOS CORNUDOS
            (Llamo cornudo al marido que optiene placer viendo o sabiendo que su esposa mantiene relaciones sexuales con otros hombres. Nunca me refiero al marido al que su esposa engaña acostándose con otros hombres sin que él lo sepa)
            Exploraremos a continuación, cuáles son los mecanismos fisiológicos que intervienen para generar placer durante las prácticas cornudas.
            Estos mecanismos fisiológicos están íntimamente ligados a los mecanismos de placer generados por las sensaciones de miedo. De hecho, los primeros pasajes del acto generan (a pesar de toda la confianza que podemos otorgar a nuestro compañera o compañero) miedos, miedos inexplicables. Se debe saber que los cornudo a menudo tienen relaciones particulares con el miedo. De hecho, para un marido cornudo, nada cuenta más que su pareja. Entonces, ¿por qué, empuja a su pareja en los brazos de otro con el riesgo de que encuentre más placer y bienestar ?
            El ccornudo que ve por primera vez a su esposa con otro, a menudo experimenta una intensa sensación física de calor:  en los riñones, el plexo solar y el cuello,  a medida que aumenta el miedo.
 
¿Es el miedo, para el marido cornudo, una fuente de placer?
            Esa es la pregunta que nos hacemos.
            En primer lugar, se debe saber que la relación con el otro es la base del miedo; el otro que tiene miedo, el otro por quien tenemos miedo, el otro a quien comunicamos nuestro miedo. Pocas personas aprecian este sentimiento, esta emoción de miedo. Sin embargo, algunos buscarán este miedo en los carnavales, en las películas de terror, en la práctica de deportes extremos o en la práctica del intercambio de parejas o en que la esposa se acueste con otros. Es entonces cuando toda una gama de temores convergen hacia la aparición de placeres extraños.
            Por lo tanto, algunas personas pueden mostrar un comportamiento sorprendente frente al miedo, es decir, en lugar de evitar las situaciones que generan temor, las buscan de una manera muy intensa. Para entenderlo, no podemos ignorar la respuesta del cerebro al miedo. De hecho, al principio, para lograr el aprendizaje, un individuo debe ser capaz de superar su miedo. Para hacer esto, inmediatamente después de activar los sistemas primarios de miedo que nos hacen sentir mal, este individuo activará los sistemas en la base de la sensación de placer. Durante el miedo, los dos sistemas se activan simultáneamente: el sistema que nos hace sentir mal a través de las respuestas vegetativas (vómitos, mareos, malestar, calor, etc.) y el sistema que, en contraste,  activa aspectos que nos satisfacen.
            En las personas que aman el miedo, es muy posible que estos sistemas se activen con más fuerza que en otros sujetos. Si entrevistamos a alguien que ha visto o escuchado a su compañera disfrutar con una tercera persona, describirá la sensación como una extraña mezcla de miedo y emoción. A veces, incluso esta sensación se describirá como extraordinaria o incluso orgásmica. Pero esta intoxicación puede ser peligrosa si llega a ser obsesiva. De hecho, el individuo es, por así decirlo, preso de su dependencia del miedo.
            El cornudo (adicto o no) puede buscar este sentimiento consciente o inconsciente de arriesgar el futuro de su pareja. En algunas formas "extremas", la pareja solo depende de este deseo de perseguir su miedo. Todas las personas que acompañan al cornudo en esta práctica (la esposa u otra pareja o una tercera persona) son sus cómplices. El cornudo, al expresar sus ansiedades y sus temores, acepta su propio miedo y lo revela a los demás. A veces expresa sus temores que atestiguan su existencia. El cornudo que se asume como tal ya no puede rechazar su aceptación de este miedo. De lo contrario, sería negarse a sí mismo, negar el ser en el que se ha convertido a través de esta sexualidad y el miedo que genera y que le da placer.
            Sin embargo, esta emoción de miedo aún contiene muchos misterios y sorpresas que los científicos descubren cada día un poco más.La gran mayoría de las personas es capaz de escapar del miedo. El individuo es capaz de manejar este miedo. Él es capaz de adaptarse. Incluso es capaz de convertirla en su miel. Ahora intentaremos abordar la fisiología del miedo y cómo se relaciona con el placer. 

Los órganos del miedo y del placer.
            En primer lugar, debemos saber que lo que nos permite adaptarnos al miedo se encuentra en nuestro cerebro en una parte muy desarrollada en los simios, pero especialmente en el ser humano, llamado córtex prefrontal. Es un córtex que es capaz de juzgar las emociones, darles significado, devolverlas a la memoria de las cosas, a la personalidad del individuo. Esta región es especialmente capaz de frenar lo que la emoción podría tener de fatal al menos perjudicial. Gracias a esto, el ser humano podrá resistir el miedo, transformarlo y usarlo para seguir viviendo.
            Pero la corteza prefrontal que permite captar emociones como el miedo no es el único elemento involucrado en el manejo del miedo y el placer. Hay que tener presente que el cerebro descansa como una flor en su tallo, en una parte que se llama el tronco cerebral, es allí donde están los centros que controlan los músculos y los órganos, incluidas las respuestas al miedo.
            Además, las estructuras involucradas en el mecanismo del miedo son estructuras profundas en el corazón del cerebro compuestas como acabamos de ver por lo que podemos llamar el tallo del cerebro, sobre el cual está el tálamo, que es una región donde todos los sentidos convergen. Ellos hacen relevo. Al igual que la época de los cambios de caballos en las diligencias, las sensaciones cambiarán de caballo aquí. De hecho, a nivel del tálamo, las emociones se dirigirán hacia la corteza o hacia las estructuras profundas, como la amígdala, donde tienen lugar las reacciones emocionales, en particular el miedo primitivo condicionado.
            La amígdala es en cierto modo el cerebro de las emociones. Es una estructura relativamente compleja ubicada en la parte inferior del lóbulo temporal y orientada hacia la parte frontal del cerebro. Aquí es donde se encuentra la sede de los temores inconscientes (innatos o fundamentales). Luego vienen formaciones mucho más complejas que rodean este corazón de la amígdala y que se conectarán a diferentes córtex (sensorial, visual, auditivo y olfativo) y convergen hacia la amígdala para preparar una respuesta esencialmente vegetativa que se materializa por una aceleración del ritmo cardíaco, sudoración, dilatación de la pupila y aumento de la frecuencia respiratoria.      
 

            El mecanismo del miedo y el placer.
            Para que esto funcione bien, se requiere la presencia de sistemas de activación que también administren el placer que es el apoyo del deseo; lo que llamaremos el sistema de deseos. Este sistema de deseo pasa a una especie de filtro que está en medio del tronco cerebral que es alimentado por todo lo que entra al cerebro y todo lo que sale.
            Este sistema de deseos será subyacente al miedo (básicamente, el miedo es parte de las emociones). Así que eso es parte de lo que podríamos llamar deseo. Esto empujará a los individuos cornudos a buscar el miedo como un estímulo para su sistema de deseos. Este sistema funciona principalmente con la dopamina (hormona del placer pero también del sufrimiento), que es uno de los principales neurotransmisores. Es ella quien estará presente tanto en el placer como en el sufrimiento.
            Los neurotransmisores son moléculas que permiten que los impulsos nerviosos se muevan de una neurona a otra. Según la investigación actual, la dopamina desempeña un papel muy activo y permite una alta concentración de atención y una fuerte motivación. El nivel de dopamina también está vinculado a la impresión de euforia, éxtasis y energía desbordante. También es ella quien causa la secreción de testosterona, la hormona del impulso sexual. Es ella, finalmente, quien da la sensación de ser "adicto" al otro, de la misma manera que está involucrada en la adicción a las drogas y a su falta.
 
            La búsqueda de placer y satisfacción, que depende en gran medida de la producción de dopamina, sería incluso un elemento esencial para la supervivencia de todos los vertebrados, beneficiando el mantenimiento de las especies. Dado que el placer favorece las relaciones sexuales, ¡no es sorprendente que gradualmente se haya convertido en parte de la evolución de la raza humana
            Mientras que las mujeres muestran principalmente actividad en las áreas de atención, procesamiento de emociones y memoria, en los hombres las áreas principalmente involucradas son las de la percepción visual y la erección. Si el papel de la dopamina es central, también se sospecha el papel de otros neurotransmisores. Se piensa que la norepinefrina, un derivado de la dopamina, está involucrada en la felicidad, pero también en el esfuerzo y la atención. Refuerza nuestra memoria de nuevos estímulos (que nos permitirían recordar pequeños elementos relacionados con el descubrimiento del otro). El último neurotransmisor sospechoso es la serotonina. A diferencia de los demás, es su baja concentración lo que está en juego en los pensamientos persistentes sobre el ser querido. 

            Pero hay otros neurotransmisores en el corazón de las células que también intervienen y controlan este fujo, este río de dopamina, este río de placer pero en la dirección opuesta, o en lo que llamaremos el proceso opuesto. Pongamos  un ejemplo, tomemos un hombre que sentirá un miedo violento cuando vea a su esposa en los brazos de otro por primera vez. Su corazón se acelerará y luego se acostumbrará. Su nivel de estrés alcanzará un nivel, ciertamente alto pero estable. Luego, cuando la situación haya terminado y la pareja se encuentre a sí misma, el nivel de estrés del cornudo se reducirá. Pero lo que sorprende es que no baja al nivel inicial, sino que desciende más bajo.
            • Cuando la situación se repite con frecuencia  durante un espacio corto de tiempo, la respuesta primaria a la situación (estrés) generada por el miedo desaparece progresivamente. Esto es lo que llamaremos tolerancia. Por el contrario, el efecto secundario (apaciguamiento, satisfacción) aumentará
            .• Cuando no hay ningún estímulo relacionado con tener miedo de perder  a la pareja, entonces hay un sentimiento de impotencia, de disminución del deseo en el marido adicto a los cuernos.
            • Cuando se repiten situaciones en que la esposa se va con otros con demasiada frecuencia,  normalmente se necesitarán cada vez más situaciones para experimentar este miedo.
            Los sujetos que buscan miedo eventualmente se acostumbran y terminan no sintiendo esa sensación de miedo. Por el contraio, la euforia que sigue a este sentimiento de miedo está siempre presente. Es la toma de conciencia  de la relación que hay entre el miedo y el placer que origina ese miedo lo que lleva a ciertos cornudos a llegar hasta las últimas consecuencias, todo para tener esa sensación de miedo a la que va a seguir un placer aún más fuerte. En otras palabras, los maridos cornudos que buscan prácticas extremas son adictos al miedo. Pero esta búsqueda de miedo puede llevar al hundimiento de su pareja. Así que sepa cómo usar esta práctica con moderación para que le brinde a los dos miembros de la pareja placeres y sorpresas.

jueves, 28 de noviembre de 2019


IMAGENES

"Hola cariño. Es solo para saludarte. La fiesta está yendo bien y ya conocí a un tipo agradable que dice que se asegurará de que llegue bien a casa"
"Déjame adivinar. Es un gran tipo negro y cuando dice que te llevará a casa, se refiere a su cama, ¿verdad?
"Me conoces muy bien, mi amor".
"Naturalmente. Llevamos casados ocho años ".
"Sí, cariño. Por cierto: Feliz aniversario".
"Para ti también mi dulce mujercita" “Te veo mañana."
 
 
        "¿Estás completamente desnuda debajo de ese vestido, querida? ¿Crees que Jaal apreciará que le des fácil acceso a tu hermoso cuerpo?
        "Sabes que lo hará, porque siempre lo hace. Y siempre me haces la misma pregunta cuando me voy a pasar la noche con él ".
        "¡Lo pregunto porque me importa querida!"
        "Lo preguntas porque te excita verme y hablar conmigo justo antes de que me meta en su cama y abra mis piernas para él".
         "Eso también. Es lo que a un cornudo como a mí le gusta hacer”
 

        "Él quiere que jodamos de nuevo esta noche. Dijo que a lo mejor esta vez te gustaría unirte a nosotros ".
          "Pues no sé. Eso es como un poco extremo, ¿no?
        "Si estás presente solo puedes ver o unirte. Creo que podrías hacer las dos cosas”
        "¿Ver y participar? ¿Cómo?"
        "Oh, no lo sé. Lamer su semen de mi coño. Chupar su gran polla oscura. Algo como eso."
         "¡Eso es asqueroso!"
        "¡Sí! ¿Y vendrás?
          "Bueno. Por qué no. Han pasado unos años desde que hice este tipo de cosas cornudas con mi primera esposa ".

 

        Una de las mejores partes de los cuernos es adorar su coño usado y con leche después de que ella ha follado. Me levanto sabiendo que quiero esto. Esa mirada en sus ojos cuando me sirve su coño sucio es una recompensa en sí misma. El olor es tan erótico. Mi pequeña polla responde instantáneamente a su olor. Entonces cuando la veo completamente abierta la miro por unos segundos antes de unir mi boca a su desordenado coño. Eso es lo que quiero después de que haya follado. Mi boca se llena de ese sabor después de su cita disfruto del privilegio de agradecérselo con un orgasmo. Ser cornudo es una maravillosa experiencia de vida.
 

 
 
Verla como se monta encima de otro hombre refuerza su control sobre mí y mi deseo por ella. Cuando la veo así estoy bloqueado todo el tiempo y desespero por ella. Es el equivalente a mantener a un perro en una jaula y pincharlo con un palo. Cuando él se vaya, ella abrirá la jaula y me dejará ser feroz con ella.
 


            Estimule la imaginación de la mujer que usted ama, pero déjela libre, no tenga prisa. Ámela y deja que las cosas se acomoden dentro del corazón de ella, que el cuerpo entienda que ella puede mojarse por otro hombre, aunque el corazón golpee sólo por ti. No escoja, no imponga, no dicte el ritmo: deje que ella seduzca y se deje seducir, déjala bailar con los hombres para quien ella sonríe, déjala experimentar todas las bocas que quiera ... cuando usted menos espera, mi amigo, no sólo tendrá una amada promiscua que transita con otros hombres, sino una mujer increíble que floreció a su lado con la libertad y el amor que usted le dio. Estar con otros hombres es sólo una pequeña parte del placer que una mujer verdaderamente libre y amorosa puede proporcionar en su vida.

sábado, 23 de noviembre de 2019

CARTA A MI MARIDO
Hola cariño.
Tengo ganas de decirte gracias por tanto tiempo que me has dedicado para abrir mis ojos, mi mente y mi mundo. Sí, me tomó un tiempo para llegar a este punto, y sí, me sentí herida en el primer momento.  Creo que la mayoría de las mujeres quedarían impactadas cuando se enteran de que su marido quiere que tengan relaciones sexuales con otros hombres, pero esa es la forma en que se nos dice como tenemos que pensar en nuestra sociedad. 

           A los hombres se les permite conquistar a otras mujeres, pero se espera que nosotras permanezcamos fieles a nuestros maridos. Pero esa no es la única forma en que tienen que ser las cosas. Yo, como mujer, debería poder permitirme abrazar el sexo libremente y admitir que me encanta el sexo tanto como a un hombre. Debería poder mirar libremente a un hombre atractivo y olvidar en mi mente el ‘qué pasaría si’. Debería estar permitido tener mis fantasías y no ser juzgada por ellas. Internet está lleno de lo que los hombres fantasean y se tolera en esta sociedad. Es lo más normal.
          Ahora, yo no puedo creer la libertad que disfruto; libertad en mi mente, la libertad en mi espíritu, y la libertad en mi mundo. Y la confianza en mí misma, es muy energizante sólo pensar en todas las posibilidades que se abren ante mí, con tu apoyo y respaldo. Es ideal para sentirme admirada y deseada como mujer.
Sí, tengo que admitir que me gusta dar por sentadas las pequeñas cosas que haces para hacerme sentirme cómoda, cálida y querida. Pero hay veces que no quiero sentirme así y quiero sentirme caliente y excitada. A veces, deseo dejar de lado la mujer responsable y ser una chica mala. 
Claro que me daba miedo las primeras veces, tener relaciones sexuales con otro hombre y tú mirándome. Pero al ver que lo disfrutabas, se desvaneció esa preocupación en mí.  Al ver que tu pene quedaba satisfecho, y viendo tu entusiasmo en ayudar a mi cuerpo cubierto de sudor estremeciéndose de placer convertido en algo más que un acto, fue un evento y una memorable ocasión.  
Eso hace que fuese aterrador el primer momento en que tuve relaciones sexuales con otro hombre sin ti allí. Si te hubiese estado viendo, hubiese podido ver tu reacción, ver tu disfrute, escuchar tu aliento y sentir tu intensidad. Pero sin ti no, mi mente se distraía con pensamientos como ¿me abrazarás cuando llegué a casa? ¿Estarás preocupado o estarás dormido? o ¿tendrás tantos celos que tengo que tener miedo? Esto puede sonar mal, pero no me parecía tener derecho a disfrutar del pene de otro hombre sin ti allí. Porque al principio, para mi tú lo eras todo. Pero la forma en que me hiciste sentir cuando llegué a casa borró todas esas preocupaciones. Todavía me preocupo y tengo miedo, pero cada vez es menos. Ahora ya puedo disfrutar de un nuevo pene, y una vez que lo hago la diversión es volver a casa y disfrutar de mi vieja polla nuevamente.
Tienes suerte de tener una mujer que disfruta del sexo tanto y tengo la suerte de tener a un hombre que me deja y me anima a disfrutar de ella. Conozco la vida sexual de algunas de mis amigas, y no quiero eso.  No quiero dejarte perder. No estoy buscando un reemplazo y no necesito un reemplazo. Te quiero a ti, pero me gusta descubrir puntos nuevos en mi sexualidad. ¿Cómo podría reemplazarte? Tú me das, o permites que consiga, todo lo que una mujer podría desear.
Me das la seguridad de un hogar. También me das, o permites que encuentre la emoción; la emoción de la caza, el flirteo, la burla, la excitación de descubrir lo nuevo, el nerviosismo de una nueva relación, la confianza para tomar el riesgo en ella y ver lo que puede suceder, lo que se puede disfrutar, sabiendo que, si no, bueno, porque tengo el mejor marido en casa. 
¿Cuánto te gusta ver a un tipo que me hace llegar al orgasmo, aunque sabes que desde que disfruto de esta libertad, los mejores orgasmos los disfruto contigo? Sí, a veces he sentido orgasmos increíbles con otros hombres, pero eso no te debe hacer sentir mal. Estoy contento con este estilo de vida y soy feliz contigo. Quiero disfrutar contigo.
Querías que yo disfrutara de lo que ahora hago y de manera abierta y ahora felizmente puedo admitirlo. Me excita saber que te pones duro cuando me miras, o que estás masturbándote mientras estoy fuera, pero pensando en mí.
Ahora no tengo miedo de decir que yo quiero y necesito más vergas de lo que puedes ofrecer. Las mujeres podemos disfrutar más y más tiempo, y disfruto más con más de una para mí.
 
           Así que deja de lado tus temores y disfruta de la sexualidad junto a mí. Es divertido, puede ser más divertido, y tú lo sabes y quieres. Tú eres mi fuerza, mi roca, y eso es lo que me deja tener tanta diversión en este estilo de vida, sabiendo que pase lo que pase con los demás, siempre te tendré a ti.
No quiero hacer esto cada vez que tenemos sexo. Es algo divertido para disfrutar cuando nos apetezca. Abracemos todo, abracemos la diversión, ¡abrázame cuando quieras!

lunes, 18 de noviembre de 2019


¿PAREJA NUEVA O CON EXPERIENCIA?
Cosas del Macho CorneadorPrincipio del formulario
Which do you pre        Los machos corneadores tienen sus preferencias a la hora de joder a la esposa de una pareja cornuda. ¿Qué prefieren? ¿Comenzar con una nueva pareja sin experiencia en este tipo de vida o relacionarse con una pareja experimentada?
        Lógicamente los hay que se inclinan por las parejas novatas y los que lo hacen por las parejas con experiencia. Las razones que aducen para justificar su preferencia son diferentes.

 
        La mayoría prefiere una pareja novata porque los sentimientos, la emoción, la participación y el sexo suelen ser más intensos.
        Un macho amigo nuestro describe muy bien su preferencia por las parejas principiantes donde fue idea del esposo, ver a su mujer tener relaciones sexuales con otro hombre, y la esposa no está segura de querer seguir con ese tipo de vida.

 
         “Es encantadoraI love the way a really nervous woman acts as she undresses or as we help her undress. la forma en que una mujer realmente nerviosa actúa mientras se desnuda o cuando la ayudamos a desnudarse. I love the worried look in her eyes. Me encanta la mirada preocupada en sus ojos, y sentirla temblar mientras la acaricio los pezones, las tetas, el coño, el culo, … pues normalmente hace mucho, mucho tiempo que ningún extraño la toca por esos lugares. Having sex with her is almost like having sex with a virgin.Tener sexo con ella es casi como tener sexo con una virgen.
        Normalmente el marido se siente inquieto por el nerviosismo de su mujer y por verla con otro hombre que es claramente "alfa".


           Me gustan las miradas del esposo cuando ve que mi polla es más grande que la suya, así como la expresión en la cara cuando su esposa tiene un orgasmo conmigo por primera vez y escucha las cosas que me dice como si él ni siquiera estuviera allí. There's much, much more but this is just my opinion...I prefer it when the husband just watches and lets me take control of his wife.Me encanta hacer que el marido primerizo se sienta incómodo y celoso cuando ve que su esposa disfruta tanto tener sexo conmigo”.
 
 
        Hay machos que su preferencia varía según que esté con la mujer casada a solas o con la parejarocketman , May 4, 2011. barcheck and untrainedmale like this.A for me, while I much much prefer debauching an inexperienced woman when it is the simpler submissive woman finally finding her bravery to venture out and explore her fantasies with a male... when it is a cuckold scene I prefer a couple that has at least had some experience.Cuando es solo con la mujer prefieren a una mujer con poca experiencia ya que normalmente es una mujer sumisa que finalmente ha encontrado la valentía suficiente para aventurarse y explorar sus fantasías con un hombre, y se entrega en cuerpo y alma, y es una locura de placer estar con ella en la cama. Pero cuando el marido va a estar delante prefieren una pareja que tenga experiencia ya que suele haber más desafío y descaro y mucho más tiempo de juego de seducción.

 

        Otros no tienen unaI have no real preference. preferencia real ya que tanto unos como otros tienen sus partes positivas. Las parejas nuevas son agradables porque realmente no tienen ninguna concepción preconcebida sobre lo que debería suceder. Las parejas experimentadas tienen una buena idea de lo que quieren y uno no se lleva sorpresas.
 


The biggest thing as Thomacock mentioned is to just not be threatening to the relationship.        Lo más importante de un macho corneador es que la pareja no sienta que él es una amenaza para la relación. Es muy aconsejable hablar con el macho antes de la relación explicando lo que se quiere y que si en algún momento no It is why I value honesty and tell a couple if at anytime you don't feel right about something let me know.se sienten bien acerca de algo, que  lo manifiesten.In fact I'd say the hardest part about being the Bull is knowing how to push the envelope without hurting any ones feelings. La parte más difícil de ser un macho corneador  es saber cómo actuar para que todos disfruten sin herir los sentimientos de nadie. And because every couple is different it is knowing how to do it differently with each and every couple. Y debido a que cada pareja es diferente, el macho tiene que actuar de manera diferente con cada pareja y cada pareja de manera diferente con cada macho.
I prefer the first timers where it was the husbands idea, it was his fantasy to watch his wife having sex with another man, and the wife is not sure she wants to go through with it.