jueves, 30 de julio de 2015

DIFERENTES TIPOS DE ESPOSAS
       Las personas no somos todas iguales ni actuamos por los mismos motivos. A las parejas cornudas nos ocurre igual. Con mi experiencia basada en el contacto con otras parejas y sobre todo con otras mujeres, veo, de una forma general, los siguientes tipos de esposas.
        Esposa caliente. Con frecuencia folla con otros hombres que ella elige. Su marido lo sabe, le gusta y la anima y está involucrado en mayor o menor medida. Muchas de estas parejas comenzaron como swingers que acudían a reuniones o locales de intercambio. En muchas ocasiones el marido también tiene sexo con las esposas cuyo hombre jode a la esposa caliente. La mayoría de estas esposas tienen un amante preferido al que ven con regularidad.


        Esposa viciosa. Jode con una gran cantidad de hombres y no se molesta en ocultarlo.  Son mujeres muy fogosas que tienen mucha necesidad de polla. A veces su marido lo sabe y otras no, pues ella no se siente obligada a decírselo. En muchas ocasiones el marido se siente molesto y humillado, pero a ella no le importa lo que piense el marido y la gente que la conoce, y lo hace de todos modos. Disfruta mucho jodiendo y restregándoselo en la cara al marido. No le importa meterse en problemas pues sabe que su esposo la ama y siempre la sacará de apuros.

              
        Esposa compartida. El esposo la comparte de vez en cuando con otros hombres, a menudo en situaciones del tipo de un trío. A ella le gusta que la comparta, pero su marido tiene siempre el control y siempre está con ella, asegurándose que la no ocurre nada. Su marido la trata como a una princesa y a ella eso le agrada mucho.

         Esposa ramera o prostituta. El marido es un hombre muy dominante que la obliga a hacer de puta con otros hombres por dinero, a veces en contra de su voluntad, por lo general para pagar diversas deudas y a veces solo por diversión. Los maridos suelen ser violentos y golpean a sus esposas. Las esposas suelen ser extremadamente sumisas y consienten todas estas situaciones.
 


        Esposa que engaña. Ella folla a otros hombres sin que su marido lo sepa. Ama a su marido y no quiere hacerle daño, así que por lo general es muy cuidadosa y discreta para que no se entere. A menudo tiene un compañero al que encuentra atractivo y que admira, a veces tiene aventuras con otros hombres pero casi siempre lo hace solo por sexo, por la emoción y para conseguir lo que no está recibiendo en casa; su marido a menudo es adicto al trabajo, es un amante perezoso y tiene una polla pequeña. Normalmente se sienten culpables por lo que hacen y terminan confesándoselo a su marido.

miércoles, 22 de julio de 2015

LECCIONES APRENDIDAS

         Mi experiencia como mujer y como esposa de una pareja cornuda y como amiga de otras mujeres que también ponen los cuernos a sus maridos,  me ha enseñado que:
         Los hombres están totalmente controlados por su polla, de manera que si controlas la polla, tú controlas el hombre. 

         Un hombre con un pene pequeño es  más fácil de controlar. Los hombres son muy conscientes del tamaño de su pene. Un hombre con un pequeño pene sabe instintivamente que, independientemente de lo guapo o inteligente o rico que sea, sus opciones de conseguir un coño de forma gratuita son muy limitadas. 
 
          El poder de mi coño. Siempre me sorprendió lo que los hombres han hecho sólo para verlo, tocarlo, olerlo y probarlo, aunque sea brevemente. 

          A los hombres les gusta un coño apretado, joven, fresco, pero les encanta aún más el coño de una mujer experimentada. Si un hombre sabe que una mujer ha jodido con una gran cantidad de hombres, y que por tanto en su coño han entrado un montón de pollas, la desea más porque le hace sentirse como un buen semental cuando lo tiene. Piensan: ¡muchos hombres han deseado y tenido este coño antes, y ahora es mío!
 
 

          Los hombres desean y  quieren más aquello que no pueden tener. Cuanto más se niega y restringe su acceso al coño, tanto más lo quiere, y más hará para conseguirlo.
          La polla no miente. Si un hombre está haciendo algo que él dice que en realidad no le gusta o con lo que no disfruta, pero su polla está dura mientras lo está haciendo, la verdad es que en realidad sí le gusta, lo que le ocurre es que le da vergüenza admitirlo. 
 

         Cada mujer tiene una putita dentro de ella que quiere salir y jugar. Solo se necesita el hombre adecuado para hacer que salga. 

         
      

domingo, 19 de julio de 2015

IMAGENES


            A veces, el amigo está tan caliente que apenas termina de correrse  dentro del coño de mi esposa e inmediatamente se la mete por el culo. A ella le encanta eso y me dice que siempre soñó con un macho así. Yo no podría competir con esa capacidad de joderla y me alegro por ella que haya encontrado un macho que la satisfaga ampliamente. ¡Ah!, y a mí también me satisface muchísimo.



         ¿A vosotros no os entusiasma ver al amante de vuestra esposa comerla el coño y ver también como su polla está tiesa y dura de forma que se pega contra su vientre? Yo cuando veo eso sé que no tardando mucho se la va a meter hasta los cojones, y que la jodida va a ser monumental. Mi disfruta también es monumental.



         Es muy excitante ver a la esposa poniéndose a punto para recibir al amante en casa. Ella presta atención a cada detalle y se asegura de que ella está perfecta para él. Yo cuando veo esto pienso que casi todo sobra pues en cuanto el amante llega solo se fija en su culo y no ve nada más. 



         Dos imágenes que muestran a la perfección una faceta de la vida de las parejas cornudas. Si ella jode con otro no es porque su marido tenga una polla pequeña, su polla es de un tamaño muy aceptable. Ella disfruta de la gran polla del negro y el marido también, pero los dos comparten el disfrute. Casi seguro que es una pareja en la que los cuernos sirven para dinamizar y revitalizar su vida sexual. A él le encanta ver como se la meten a su esposa, ella disfruta sexualmente con buenos machos bien dotados, y seguro que los dos joden con ganas e intensidad recordando estos momentos. El cariño y la confianza mutua tienen que ser muy grandes, y estos momentos en que comparten los cuernos aumentan más esa confianza y ese cariño.

jueves, 16 de julio de 2015

MARIDO CORNUDO Y FOTÓGRAFO

Como cornudo me gusta mucho poder revivir en cualquier momento una buena puesta de cuernos. Muchas veces hago fotos para tener un testimonio de los hermosos cuernos que tengo y volver a disfrutar recordando lo que pasó.


¡Cómo disfruto viendo ya tiesa la polla del macho que se la va a meter! A ella le encanta verla así, primero porque es señal de que está tan buena como para poner la polla tiesa a cualquier macho y segundo porque ya se imagina lo deliciosa que va a saberle esa polla en su coño.


¡Y los juegos!   Son un preludio, un buen calentamiento para disfrutar más el uno del otro y de la jodida que va a venir a continuación.



Jodida que no tarda mucho en llegar. Joden en diversas posiciones y varias veces. ¡Qué bien se la mete! ¡Cómo aprieta! ¡Cómo empuja! ¡Y a ella que gustito le dan esos apretones!



 Y yo ando por allí, alrededor, buscando buenas posiciones. La verdad es que no me importa salir en las fotos, es más, me gusta. Es señal inequívoca de que mi esposa me está poniendo unos magníficos cuernos. ¡Cuánto se lo agradezco!


Y a vosotros amigos cornudos ¿no os pasa lo mismo o algo parecido? ¿No os  encanta poder revivir unos momentos en los que el disfrute es máximo?