martes, 12 de diciembre de 2017


Opiniones de la esposa:
Sentirse SEXY
Tengo más de 40 años y esto sigue subiendo ¡maldita sea!
Los chicos siguen queriendo joder conmigo. Creo que es más por mi actitud de ahora, que cuando era más joven. A pesar de que soy mayor, definitivamente ahora me siento más sexy.
 Tal vez eso es porque ahora sé más. Sé más sobre mí y sé más sobre los hombres. ¡Conocer más de mí y de los hombres hace más fácil que nos juntemos  de una manera más placentera! ¡Si hubiera sabido a los 22 años lo que sé ahora!
Me gusta cuando los chicos se acercan a mí, incluso cuando no llegamos a nada. Creo que vienen por mi actitud. Hoy trato de ser más accesible  y creo que ellos se dan cuenta de eso.
Ser sexy me hace sentir bien. Me gusta eso. Tal vez lo necesite. Mientras los chicos me traten como si fuese sexy  voy a seguir  actuando como si lo fuese. Voy a disfrutar de todo lo que se siente antes de perder esa condición por ser demasiado mayor.

Dicen que es un desperdicio si alguien no usa su talento o su cerebro  para construir una vida mejor. ¿Es menos un desperdicio si no usas tu sexualidad para tener una vida más agradable?
No pienso averiguarlo. Me limito a disfrutarlo tanto como pueda, mientras pueda.

sábado, 9 de diciembre de 2017

miércoles, 6 de diciembre de 2017

LO MÁXIMO DE LOS CUERNOS: QUE OTRO PREÑE A TU MUJER.
 
         Para muchos no se es un buen cornudo hasta que otro macho no deja preñada a tu mujer.  Esta es una de las grandes fantasías de todos los cornudos. Para algunos es una realidad.
 
 
 Y esta fantasía posiblemente sea la más secreta de las que tenemos los cornudos. Pocos se atreven a decírselo claramente a su mujer.
 
 
         Ver a la esposa preñada es un recordatorio constante de que eres un cornudo. Cuando follas con ella no puedes dejar de pensar que esa panza se la ha hecho otro.
 
 
         Y el máximo del morbo se da en el caso de que ella siga jodiendo con su amante. Verla arreglarse para el que le ha hecho su barriga supone un alto grado de excitación.
 
 
         Con su cuerpo y con sus gestos y acciones le está diciendo al marido: ¡Me han hecho una buena barriga, pero tengo ganas de más polla y prefiero la de otros a la tuya!
 
 
         ¡Cómo se nos pone la polla si vemos como sigue jodiendo! En mi vida de cornudo mi mayor excitación y mi mayor placer sexual creo que lo tuve cuando la vi jodiendo con una buena panza. Casi seguro que el hijo era mío, pero la imaginación no tiene límites.
 
 
         Y esa actitud y ese porte antes y después de joder son para mí de un enorme desafío. Es como decir: ¿No querías cuernos? ¡Pues toma cuernos! ¡Mira los que te he puesto y que bien te los he puesto que hasta me han hecho esta barriga!


domingo, 3 de diciembre de 2017

IMÁGENES

Esta es una escena habitual cuando nosotros estamos en una sesión de cuernos. A veces me quedo masturbándome y mirando a mi mujer, que abre su coño y da la bienvenida a la polla. Me gusta verla jodiendo delante de mi cara, y a ella le gusta alardear y presumir de cómo me pone los cuernos justo en frente de mi cara. De esta manera nos complementamos a la perfección.
 
Un seguidor y amigo del blog me habla de las eróticas y excitantes escenas que vive él con su mujer en las playas nudistas. Ella juguetea con otros hombres en público y en ocasiones llega a follar en la playa sin andarse escondiendo mucho. Para él es muy excitante ver esto, no solo por ver a su esposa joder con un desconocido, sino también por la humillación que siente. Ver como su esposa le pone los cuernos en público le hace arder en su interior.
 
                Mi esposa, aunque está preñada sigue viendo a su amante y se viste sexy para él. Esta noche, cuando su amante la vio así vestida me dijo: “Está tan atractiva como la primera vez que me la tiré” Y al verla así, con esa barriga, me acuerdo que ella le dijo aquella primera vez: “Me gustaría tanto que me echases la leche dentro” Y ya lo creo que se la echó. Esa vez y más. ¿Y de quién será el bebé?
 
         Desde dentro de la piscina mi esposa me dice: ¡Qué pena que ya te tengas que marchar amorcito! Yo me voy a quedar un rato más. Pierre ha sido tan amable de invitarnos a su piscina y dejar que me quite el bikini para tener un bronceado más uniforme que no me parece muy cortés marcharme ahora. ¿No te parece?
 
         Cuando le pregunté a mi mujer: “Cariño, ¿por qué llevas medias y ligueros sin braguitas solo cuando sales con tus amigas por la noche? Ella simplemente respondió: ¿No te imaginas nada? mientras sonreía burlonamente y se ruborizaba un poco.

 
 
 
 
 
 

jueves, 30 de noviembre de 2017

CON UNA MUJER CASADA
CONFESIONES DE UN CORNEADOR
Para mí, la comida sabe mejor cuando la hago en un restaurante y el sexo es mejor cuando es con una mujer casada.
 
La mayoría de los hombres prefieren a chicas jóvenes y solteras, pero yo no. Las mujeres casadas por lo general son más calientes y más fogosas precisamente porque están casadas. Cuando voy a un bar o a un club busco anillos de boda en primer lugar, los prefiero antes de ir con mujeres solteras.
 
Como macho que soy, una mujer casada es más accesible para mí. Ella es mi primera opción. He estado haciendo esto por un tiempo, y puedo ligar con una mujer casada más rápidamente que con una soltera, especialmente cuando está con su marido.
 
Con las mujeres casadas que están con sus maridos (presentes o esperando) tengo un sexo muy intenso, y no solo porque puedo, sino sobre todo porque quiero, porque me gusta. El marido queda muy satisfecho, la esposa también y yo también disfruto porque las mujeres casadas me ponen. Con ellas hago mi trabajo con un gran placer.


domingo, 26 de noviembre de 2017

¿Importa el tamaño?
La opinión de la esposa
 
Bien, todos hemos escuchado argumentos a favor y en contra. Sabemos que hay mujeres que  dicen que el tamaño no importa. Pero la mayoría de nosotras sabemos que realmente importa. Quiero decir que no tiene que ser un bate de béisbol de 30 cm  pero si es demasiado pequeño, entonces no lo notamos.
Necesitamos sentir la polla. Los hombres no tienen que estirarnos como en el parto, pero tienen que golpearnos por dentro y lo tenemos que sentir.  Estoy segura de que un montón de chicos con pollas  pequeñas son  grandes amantes, pero necesito pollas  que sean por lo menos como el promedio y si son  más grandes mejor.
 
Mi marido es normal y él es un gran amante, pero admito que me gusta más. Más significa no sólo más hombres, si no también más polla. Grandes pollas. Pollas más gruesas. Las bolas más grandes y las cargas de leche más abundantes  no hacen daño tampoco (¡créanme que realmente no hacen daño en absoluto!).
¿Hay algo como demasiado grande? Estoy segura de que hay, pero no lo he encontrado y no pienso dejar de buscarlos. No mido las pollas en la cama. He visto las fotos de esas grandes pollas de 25 cm, y las he visto actuar en películas porno. Así que estoy seguro de que nunca he estado con ningún tipo con un pene de 25 cm.
 
Estuve con dos tipos que podían tener entre 20 y 23 cm.  Me encantó follar con los dos. Uno la tenía  más gruesa que el otro, pero no tuve ningún problema para metérmelas después de algunos buenos preliminares, un poco de paciencia y tal vez un chorrito de lubricante.  A veces empujaban mi cuello uterino cuando se animaban, pero me pareció placentero. He oído a otras mujeres decir que lo encontraron incómodo, pero todo fue bueno para mí.
Me encantó la sensación diferente y me encantó sentirme  "llena". Hay algo especial en tener cada nervio del coño frotado por una polla más grande. Esto hace que el joder sea más apasionado. No te sientes como si estuvieras siendo follada por una polla grande, te sientes como si estuvieras envuelta alrededor de esa polla.
 
Parece que toda tú forma parte de esa gran polla y que podrías  caminar por la sala de deportes  empalada en su dura polla.
Te conviertes en un todo con una gran polla. Es sólo diferente para nosotras (para mí de todos modos). He tenido algunos de mis mejores orgasmos cuando me han metido una gran polla. No voy a mentir y decir que el tamaño no importa. Importa y (hasta ahora) cuanto más grande mejor para mí. Tal vez algún día encontraré alguno demasiado grande. Pero lo dudo. Hasta entonces la búsqueda sigue abierta. 
 


miércoles, 22 de noviembre de 2017

IMAGENES
            Metiéndose cada vez más en su coño, la polla se está acercando cada vez más a la explosión de placer que le supone follar a mi esposa. He vuelto a ver sus dedos clavarse en sus nalgas y en sus muslos para atraerlo más hacia ella. Es lo que ella quiere. Estoy viendo a mi esposa querer la polla de otro hombre, querer que la jodan deseando sentir la polla tan profundamente dentro de su coño como pueda. La oigo gritar: “Métemela, métemela hasta los huevos” y me atormento y me excito pensando que es otra polla y no la mía. Soy un verdadero cornudo y en estos momentos mi polla está tiesa y dura; me agrada muchísimo ver esto y me excito viendo como su coño es ahora de otro. ¿A qué cornudo no le pasaría lo mismo?
 
Para un montón de parejas cornudas esto supone una noche de sexo. El marido se baja entre las piernas de la esposa y le chupa y le lame el coño que comparte con otros hombres. ¡Qué bien abre la esposa las piernas y le ofrece al marido su coño! ¿En qué pensará la esposa? El marido creo que solo piensa en una cosa: en recordar ese coño con otras pollas dentro.
 
¡La llave a una vida feliz es una esposa compartida con otros hombres!
         He sido ese marido sentado, asombrado, y disfrutando de la vista, los sonidos, e incluso el olor de mi esposa cuando está jodiendo con otro hombre delante de mis ojos. Esto es ser una pareja cornuda; a mí me encanta, a  mi esposa también y a los machos con los que jode parece que también les gusta.
 
Me encanta ver a mi esposa con sus piernas extendidas y abiertas  Verla dar a otro hombre acceso total a su coño para que le meta bien la polla, despierta e intensifica mi condición de cornudo. Los no cornudos no se pueden imaginar lo increíblemente agradable que es presenciar como tu esposa folla con otro hasta que lo haces. Para un cornudo, es como la primera vez que se tiene sexo.
 
Es una mirada satisfecha, sensual y vagamente amorosa cuando ella está jodiendo con otro hombre. No sé cómo describirlo. Es solo por un momento, y no todo el tiempo. Hacemos contacto visual y no decimos nada. Es como si estuviera diciendo "Gracias" y preguntando al mismo tiempo ¿Cómo pudiste?" Es un momento entre doloroso y abrumadoramente erótico.