miércoles, 12 de julio de 2017

¡MÍRAME, CARIÑO!
 
Supongo que la mayoría de nosotros disfrutamos de ser mirados. Vivimos por nuestra apariencia. Pasamos mucho tiempo al día cuidando el pelo, maquillándonos, arreglando las uñas, con el afeitado, la depilación con cera, y toda un montón de cosas que nos hace agradables de ver. Así que debemos disfrutarlo, ¿verdad? ¿Tiene esto algo que ver con el sexo? Para mí sí. Me encanta ser observada. He tenido relaciones sexuales en algunas circunstancias en las que otros me han visto, y me encantó.
 
A veces, cuando me masturbo, fantaseo con que la gente me mira, viéndome desnuda y jodida. No los conozco, siempre son desconocidos sin rostro, hombres y mujeres acechando en las sombras. Estoy de espaldas, posición misionera sobre una mesa, no una cama. Es como una exhibición del sexo. Están observando atentamente como una polla sin rostro me jode. Los veo mirándome, mientras miro más allá de mis piernas extendidas. Mis pies se balancean con cada uno de los empujones, pero mis ojos están abiertos y todos me observan. El hombre encima de mí es sólo incidental. Su pene no es ni grande ni pequeño. La jodida es buena pero no genial. El placer no es genital. El placer procede de todos los ojos en mí. Es mi fantasía.
 
Me encanta que mi marido me mire. Me encanta saber que me ve abierta y expuesta, sin nada escondido. Puede ver entre mis piernas cuando el macho retrocede. El ve mi vulva húmeda y tal vez hasta la oscura apertura de mi vagina antes de que la polla la llene. Ve mis piernas erguidas y anchas, mis pechos balanceándose de un lado a otro a su ritmo, mi boca abierta jadeando por aire y gimiendo mi placer. Me encanta que me vea en mi momento más íntimo. Nada se oculta a él. No hay forma de ocultar nada.
 
Mi orgasmo es siempre intenso cuando mi marido me observa. Tal vez por eso me encanta que esté presente. Los hombres con los que he estado eran muy atractivos físicamente pero cada uno de ellos ha traído algo nuevo a mi cama, y ​​la mayoría de los hombres han sacado algo nuevo de mí. Cada experiencia es diferente. Me gusta que mi marido sea parte de eso. Es una manera en la que puedo compartir con él algo del placer que consigo siendo su esposa y poder joder estando él alrededor.
 
Algunos hombres con los que he estado le han dejado mirar. Un tipo que solía ver regularmente sentía algo por ser observado, como yo. Le gustaba tener a mi marido allí. Creo que eso le motivó para poner mucho más interés y entusiasmo y me follaba mejor (mucho mejor para mi placer). Posiblemente era un exhibicionista como yo.


5 comentarios:

  1. Buenos Dias hermano, tienes una pagina increible los temas, imagenes y el contenido que narras llevan al extaci. Ojala y fueran mas seguidos, cada dia espero que subas algo. Cuando vendran los videos? Que pagina seria recomiendas para seguir con videos el mundo cornudo?. De ante mano Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo decirte nada seguro. no conozco nada que te pueda recomendar

      Eliminar
  2. Como quisiera que mi esposa fuese asi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola soy corneador estoy al sur de la cdmx por si gustas te ayudo y te pongo los cuernos con tu esposa 5516051113

      Eliminar
  3. deberiamos hacer un superwhat de cornudos de mexico y platicarnos de nuestras experiencias y por que no de informacion de corneadores de las regiones y seguir con este superplan gracias

    ResponderEliminar