sábado, 29 de julio de 2017

¿QUÉ HACER SI TU ESPOSA SE VA DE VACACIONES CON SU AMANTE?
 
Si la esposa se ve siempre con el mismo hombre, si tiene un amante fijo, es inevitable que uno de ellos quiera hacer un viaje con el otro. Hay dos maneras en que esto puede hacerse. O te vas con ellos, o te quedas en casa.
Te vas con ellos.
Estas pueden ser las vacaciones más incómodas de tu vida. Como estás lejos de casa y no os conoce nadie tu esposa no tendrá inhibiciones de ser vista en público con el otro hombre. Si estás con ellos mientras están en público, a los ojos de todos parecerá que son una pareja y tú eres su único amigo.
 
Pueden ser unas vacaciones donde pasas mucho tiempo solo. La mayoría de los hombres casados ​no van de vacaciones solos desde hace mucho tiempo, por lo que no sabrás que hacer.  Además, la última vez que fuiste de vacaciones solo, tu objetivo principal era probablemente para conocer a otra mujer. Ese no es el caso esta vez.
 
Casi siempre estarás de mirón viendo como disfrutan. Si eres un cornudo mirón disfrutarás un montón, pero también tendrás celos y sentimientos de angustia.
Te quedas en casa.
 
Esta es una experiencia completamente diferente para ti. Los dos vais a estar separados por varios días, tal vez por una semana, y a lo mejor hasta tenéis poco contacto telefónico (especialmente si ellos viajan a otro país). Esta situación supondrá un nuevo nivel de angustia y de otras emociones para ti.
 
La ves hacer su maleta, emocionada de estar a solas con él por más de unas pocas horas. Te preguntarás nerviosamente qué va a pasar entre ellos. Hasta ahora ella le ha visto en un hotel o en otro lugar y como mucho han pasado la noche juntos, pero ella siempre ha vuelto contigo. En estos días esto no ocurrirá y posiblemente hará que te plantees todo tipo de preguntas en tu cabeza. Sobre todo, habrá una pregunta fundamental: ¿Y si esto se convierte en algo más que solo sexo entre ellos?
 
Después de que se vaya te quedas solo. Solo para pensar, solo para preocuparte, solo para aburrirte, solo para contemplar tu relación de cornudo, solo para preguntarte qué puede suceder en el futuro.
 
Pasan los días, uno por uno. Intentas ocuparte en cosas para desviar tu mente de lo que podría estar haciendo con él. El tiempo se ralentiza.
 
Ella finalmente regresa a ti, y tú la reclamas de nuevo como tu esposa. Se siente tan bien en tus brazos. Ella parece tan refrescada, tan feliz, y ella está emocionada de verte una vez más. La energía positiva y el amor entre tú y ella muy bueno, y olvidas toda la incertidumbre que tenías mientras ella se fue con él.


2 comentarios:

  1. A hacerse un montón de pajas mientras el macho alfa la eyacula por todos los orificios y a lo largo de su hermosa piel. Cada cosa en su lugar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo, esa es la actitud. Y qué ricas saben las pajas cuando tu mujer anda ordenado por ahí. Me hago más pajas que un chico de 15 años.

      Eliminar