viernes, 11 de agosto de 2017

IMAGENES
         Ella insistió en que usara condón para joder. Después de unos diez minutos paró y dijo que había cambiado de opinión y que si iba a joder, iba a hacerlo bien. Saco la polla y le quitó el condón. La polla se agitaba desnuda en el aire como una amenaza. Ella dijo que joder con un condón es como tomar una ducha con un impermeable. Se la volvió a meter. Cuando él le pregunto donde quería que se corriese ella le rogó que lo hiciera dentro de ella.
 
         Fuimos a un hotel. Tomó la llave y me dijo que me quedara abajo hasta que terminaran. Las dos horas siguientes fueron las más humillantes de mi vida. Cuando finalmente bajó, se aseguró de decirme en un tono lo suficientemente fuerte para que el recepcionista oyera cómo había jodido a mi esposa y que ella estaba descansando arriba y esperándome. Se despidió y expresó su deseo de volver lo más pronto posible.
 
Cuando mi esposa vuelve de un encuentro con su amante nunca sé qué esperar. A veces, después de lamer su coño y terminar de limpiarla, ella me permite meter mi polla en su coño. Otras veces no.  Si ella está muy dolorida,  normalmente me hará un buen trabajo con su mano, pero cuando se siente realmente dominante me hará un buen trabajo de mano, pero asegurándose de arruinar el orgasmo. Después de estar ansiosamente esperando el contacto sexual con mi esposa durante horas mientras otro hombre estaba follando con ella, un orgasmo arruinado es muy, pero que muy frustrante.
 
         A mi esposa le encanta humillarme burlonamente. Se burla de que mi polla es demasiado pequeña y de que me corro demasiado rápido y no le satisfago plenamente, pero esto solo me lo dice cuando va a irse a joder con otro hombre, y lo hace y lo dice porque sabe que esto me excita.  También me humilla provocativamente cuando me hace darle el visto bueno a la ropa interior que va a llevar y de si su culo o su coño están atractivos para que la polla de su amante se meta con gusto y con gana en ellos. ¿A qué cornudo le desagradaría este tipo de humillación?

lunes, 7 de agosto de 2017

ME PEGUÉ POR SU CULO
            Cuando mi esposa y yo éramos novios y estábamos saliendo,  una vez empecé una pelea con un chico porque estaba mirando fijamente  su culo de una forma descarada.
 
            Yo era joven, un poco violento y muy protector de mi futura esposa. La mirada del chico me pareció un insulto a su honor y a mi virilidad, y yo respondí de la forma en que los chicos jóvenes lo hacen a veces. Quiero decir, ¿qué chico joven se quedaría quieto mientras otro joven mira descaradamente a su novia?
 
            Dulce ironía. En esta foto estoy solo, de pie, masturbándome y mirando contento  el culo perfecto de mi esposa mientras ella alegremente lo rebota en la polla mucho más grande de otro hombre.

 
            Y en estas otras fotos  veo su maravilloso culo mientras chupa la polla que se va a meter entre las piernas. 

            Ese culo, que una vez guardé celosamente de las miradas de otros hombres, ha pasado desde entonces por más de unas cuantas habitaciones de hotel anónimas, y le han tocado más de uno y más de dos.
            ¡Ironías del destino!


viernes, 4 de agosto de 2017


           Cosas de un Macho Corneador:
                   A PELO

Tomar la decisión de que la esposa folle a pelo es un hito especial en un matrimonio cornudo.
 

El marido contacta conmigo, me propone follar a pelo con su esposa y quedamos en un club. Con esta decisión ella me da toda la exclusividad sexual. La pareja confía en mí y yo confío en ellos.

         Con este compromiso la esposa va a ser una de las pocas mujeres que sienten mi semen caliente dentro de ella, y su marido cornudo puede estar satisfecho de que ella va a ser servida con calidad y con cantidad.

         No sé cuáles son las circunstancias ni las motivaciones de esta pareja. A lo mejor quieren un bebé, el marido no puede y me lo encargan a mí. Yo estoy listo. A lo mejor ella es la que quiere el bebé y el marido no sabe nada, para este caso también estoy listo.
         O a lo mejor el marido quiere sentir más y mejor los cuernos y eso lo consigue viendo y limpiando de semen el coño de su esposa. Para esto también estoy listo.